CAFÉ FILOSÓFICO FLOR DE RETAMA - UNSCH - FACULTAD DE CIECIAS DE LA EDUCACIÓN - AYACUCHO

12 jul. 2009

¿NO ES POSIBLE UNA EDUCACIÓN SUPERIOR ESTATAL DE CALIDAD?

Fredy Morales Gutiérrez (Docente de Lengua y Literatura UNSCH)
En las actuales circunstancias en que vivimos, los discursos políticos y económicos nos tratan de persuadir que para tener una mejor educación es imprescindible invertir en la educación privada. Esta reflexión la hacemos a propósito del Foro titulado “Universidad y Desarrollo” organizado en homenaje a los 50 años de la reapertura de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga. En esta actividad cultural, escuchamos ideas de Claudio Rama, quien plantea que la única manera viable de mejorar la educación superior en el mundo –incluido el Perú– es invirtiendo en la educación, pero no en la educación pública, sino en la educación privada. El expositor decía que los peruanos somos tacaños en la educación de nuestros hijos. Sin embargo, vale reflexionar respecto a que, si bien es cierto que debemos invertir en la educación privada, pero acaso ¿el Estado peruano está eximido de la inversión en la educación?
Las ideas de Rama se enmarcan claramente en la privatización de la educación superior. Claro, esta privatización sólo privilegiará a las clases dominantes del país, mas no a la mayoría de los peruanos, que producto del sistema neoliberal se van empobreciendo más, mientras que otros pocos se van enriqueciendo cada día.
Para la gente del pueblo, la privatización de la educación sólo empeoraría su situación. Si el Estado se desentiende de la educación superior, los hijos del pueblo quedarían fuera del sistema educativo, porque no serían capaces de pagar las pensiones que cobran las universidades privadas. Si los hijos del pueblo apenas cuentan con recursos para alimen-tarse (en muchos casos trabajan para autosostenerse).
La inversión de los hijos del pueblo es también para su futuro profesional y social, pero el Estado peruano –concordante con Rama¬– piensa que todos debieran someterse al mismo tipo de inversión, es decir, la educación privada.
¿Por qué el Estado se resiste a invertir en la educación superior nacional? De hecho es por el sometimiento al sistema neoliberal, en el que se exalta el individualismo en des-medro de la mayoría. De esta manera, las ideas como las de Claudio Rama son concor-dantes con la inversión en la educación privada. Esperamos que nuestras autoridades de la UNSCH no caigan en la ilusa idea de que hay que invertir en la educación universita-ria, por lo tanto, se debe subir las tasas de: las matrículas, por los derechos de los exá-menes de aplazados y otros, que originarían la deserción de los hijos del pueblo, quienes, actualmente, ven la esperanza de un futuro profesional con mucho entusiasmo.
Así mismo, la acción de los docentes universitarios no se exime de la responsabilidad de mantener una educación de calidad, ya que su trabajo debe responder a las exigencias académicas de este siglo. No porque la UNSCH sea pública se debe brindar una educa-ción de “segunda”, sino que por el contrario debe reflejar una permanente actualización sobre la base de la investigación. Las grandes universidades del mundo no son privadas, sino públicas. En ese sentido, nuestra San Cristóbal de Huamanga debe mantener su esplendor académico para la región y el país.

2 comentarios:

  1. Sobre el rol de la universidad y su naturaleza, les recomiendo leer el libro "la vieja y la nueva universidad" del Dr. Ernesto hashimoto moncayo, publicado por la escuela de Post Grado de la UNPRG

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la sugerencia lo tenemos presente

    ResponderEliminar